none
Entradas

patatas hasselback
 
patatas hasselback
   
Ingredientes:

12 patatas pequeñas
Aceite de oliva virgen
Sal Maldon
pimienta recién molida
 
     
Preparación:

Para empezar las patatas hasselback vamos a pelar las patatas (es bueno que estas no sean muy grandes y que tengan más o menos el mismo tamaño), las lavamos bien y procedemos a cortarlas de la forma que se ve en la foto (la forma que le da nombre a la receta).

Tenemos 2 opciones para poder cortarla así sin llegar a cortarla completamente. Una de ellas es apoyar las patatas en la tabla de cortar, colocar a ambos lados unos palillos chinos y procedemos a cortarla hasta que el cuchillo toque con los palillos.

La otra es introduciendo un palo de pincho moruno en la patata, de forma que la atraviese de punta a punta, por la parte baja de la patata. La apoyamos en la tabla de cortar y, como antes, hacemos cortes paralelos hasta que el cuchillo toque con el palo del pincho.

Cuando tengamos la patata cortada, entre corte y corte, introducimos un palillo.
Sumergimos la patata por la parte cortada en aceite de oliva y y colocamos las patatas hasselback en una bandeja de horno previamente engrasada con un poco de aceite.

Sazonamos la preparación con la sal de escamas (si no tienes que sea sal normal) y pimienta.

Las metemos al horno, caliente a 200 ºC, donde las tendremos unos 60 minutos (aunque va a depende mucho del tamaño de las patatas).

En el momento de servir podemos espolvorear las patatas hasselback con queso rallado para que se derrita y tengan un punto diferente, o podemos regarlas con un chorrito de aceite de oliva crudo y una pizca de orégano. Sea como sea el éxito de las patatas hasselback está más que asegurado.
Hay variantes con mantequilla, bacon entre las lonchas, ajos o cualquier otra cosa que se te ocurra.