none
Postres

tarta de membrillo
 
tarta de membrillo
   
Ingredientes:

250 gr de queso fresco
1 vaso de nata de montar
3 cucharadas de azúcar glas
intxaursaltsa para acompañar
 
     
Preparación:

Engrasamos un molde de plum-cake, y forramos el fondo con papel de hornear engrasado, esto facilitará el desmoldado.
Montamos la nata, que tiene que estar bien fría al igual que el bol donde la vayamos a batir. Añadimos el azúcar glas y mezclamos con cuidado con el queso previamente batido.
Cortamos la barra de membrillo en tiras a lo largo (yo me he ayudado de una lira para tartas) y vamos colocando dentro del molde capas de membrillo y de la mezcla de queso y nata, lo extendemos con ayuda de una brocha o espátula. Terminamos con una capa de membrillo. Lo dejamos reposar en la nevera durante 8 horas por lo menos.
A la hora de servirlo lo desmoldamos y lo cortamos en lonchas. Y para que no falten las nueces, lo acompañamos con un poco de intxaursaltsa, que no es más que una salsa hecha a base de nueces, leche y azúcar, una crema tradicional de la cocina vasca.
Esta vez la intxaursaltsa va de acompañamiento por lo que sólo he hecho un poco, llena lo suyo, y bastantes calorías vamos a meternos entre pecho y espalda con el membrillo como para meter más…
Para hacerla he molido 30 gr de nueces. En un cazo ponemos a hervir 120 ml de leche y añadimos la pasta de nueces y 25 gr de azúcar. Lo cocemos a fuego muy suave durante media hora, hasta que nos quede una crema ligera, si nos espesa demasiado añadimos un poco más de leche. Se puede añadir un trozo de canela en rama para que infusione con la leche pero como iba a ir con el membrillo esta vez no la he puesto. Si esta crema la hacemos como postre de cuchara, por supuesto hacemos más cantidad y la servimos en boles individuales. La podemos tomar tanto fría como templada.